Doctor Monique

Crónicas de la farándula kitsch
 
Ambar... En su habitual recorrido por la ciudad, nuestra combi se detiene ante la luz roja de un semáforo ubicado en una de las sucias esquinas de la céntrica Av. Abancay. En el kiosko de al lado, un hombre de mediana edad ojea los titulares del día. Tiene sobrepeso y bigote. Estrena lentes oscuros de imitación. Su camisa blanca, recién planchada, no solo revela un abultado vientre, sino también algunos pequeños remiendos por entre las costuras. Viste un pantalón beige que probablemente cerró con no poco esfuerzo. Muerde un mondadientes, el mismo que sostiene obsesivamente con unos rechonchos deditos enfundados en toscos anillos de metal. Se divierte "cireando" a las empleadas domésticas que han salido a hacer sus compras de última hora. Ninguna le hace caso. Antes que la luz del semáforo cambie a verde, el tipo sube a la combi abriéndose paso a empellones. Algunas señoras le recriminan su prepotencia. Apesta a colonia barata. Se ubica en el último asiento del vehículo, a la vez que lanza un vulgar suspiro. Sonríe, o al menos eso parece. Saca un diario chicha del bolsillo trasero y lo abre en la página central. Los estrafalarios artículos impresos en fondos multicolores iluminan su rostro. No lee los textos, en lugar de eso se deleita viendo inmensos culos de vedettes. Tal vez leerá después, si es que hay ganas. Este blog está pensado precisamente para gente como él... (aunque nunca se sabe, puede que te guste a ti también).
 
 

Video de Clelia Francesconi casi calata

... RBC Canal (m)Once - Episodio IV: El post perdido (parte 2 de 2)


Video de Clelia Francesconi en bikini (RECOMENDADO)

CleliaA diferencia de muchas otras figuras del espectáculo nacional que gozan haciendo de su imagen un lupanar (tal es el caso de Eva María Abad, para mayores señas repasar el post del mes de marzo "Soy una prosti muy coquera"), la modelo Clelia Francesconi Charpentier siempre se ha caracterizado por evidenciar un exagerado afán de enrostrarnos su ejemplar conducta personal, la cual se encuentra, según sus propias palabras, "regida dentro de los cánones más puros de la decencia y moralidad", esforzándose por mantener en todo momento no solo las buenas costumbres y maneras (en apariencia, al menos) sino también un inusual low profile, lo que nos lleva a conjeturar si las razones de tanto alarde de sobriedad y rectitud (desmedida alharaca digna de sospecha) obedezcan tal vez a propósitos no tan encomiables, y si acaso dicha actitud no es más que el calculado disfraz de la presumible vida licenciosa y libertina que la conductora errebecina pretende encarecidamente ocultar.

Está de sobra demostrado que aquellas personas que se desviven por reflejar ante la opinión pública una imagen sana, correcta y justiciera son por detrás velados verdugos de las causas altruistas que tanto pregonan y defienden; poseedores todos de una doble moral, su única preocupación es aparentar una vida paradigmática y ejemplar mientras fiscalizan el accionar de sus nobles congéneres. Pinga para estos miserables conchasumadres, casos como esos hay muchos y me bajaría mil posts intentándolos detallar. Para no dejarlos con las ganas, citaré aunque sea un par de los más representativos y recientes, como el de la defensora N°1 de las mujeres maltratadas del Perú, la figuretti Rosario Pezuñasieta Morales, una gorda inmunda y despreciable que vio terminados sus días de encubierta tiranía luego que fuera desenmascarada por su propia asistente personal, María Elena Medianero, una humilde mujer trabajadora víctima de constantes agresiones y maltratos por parte de la ahora cuestionada congresista (lavada de pezuñas incluida: "son blanditas y pecositas", caso conocido como el pezuñagate affaire); ni qué decir del pelón Pinganoza, el inquisidor N°1 de la televisión basura del Perú, que cerró la putrefacta primera temporada de "El Tribunal de la Tele" con una dupla considerada por muchos imposible: Susy Díaz en tanga y el reguetonero boricua Don Chezina (una muestra más de la degradación de la raza humana) haciendo juntos la pose kamasutriana de "la carretilla" (al compás del mejor Tra-tra-tra), previo ademán de esmerada mamila ejecutada con pericia por la señora Díaz, en un marco de doble transmisión con repetición al mediodía y en cadena nacional. Gracias Perú.

En fin, no quiero desviarme del tema de esta semana. En la primera parte de este díptico dedicado a Clelia Francesconi (que tenía por objetivo allanar el camino de la presente entrega pero que de manera inesperada terminó convertido en un fiasco duramente criticado por el grueso de la lectoría pajera), tuvimos oportunidad de comentar acerca de la escasa catadura moral de esta modelo devenida en conductora de televisión al ser partícipe de un canal tan retorcido como RBC y de ponerse al servicio de un inescrupuloso criminal de la calaña de Ricardo Belmont Casinelli, si es que acaso cabe el término en tan reducida humanidad.
Es así como llegamos al tema de fondo planteándonos la pregunta de rigor. ¿Qué sórdidos secretos esconde esta rubia teñida con pinta de gran coquera y chupapingas brava? La respuesta a esta vieja interrogante, estimados lectores pajeros, la hemos tenido siempre frente a nuestros ojos. Para contestarla basta ver a Clelia conduciendo "Punto de Quiebre", embutida en un delicioso hilo dental amarillo, luciendo sus ricas nalgas y labios carnosos, paseándose con olímpica concha por las orillas de nuestro querido mar-desagüe, meneando el culo con atrevido estilo, coqueta y zorrona. O basta verla fungiendo de panelista en ese bodrio errebecino llamado "Belmont Internacional", con su provocadora minifalda negra firmemente ceñida a sus ondeantes caderas, aguardando con paciencia el momento indicado para cruzar las piernas con total desparpajo (cual gata que caza de un zarpazo al ratón, todo un detalle para el púber pajero en casa), mientras lleva debajo, oculto a las miradas más insinuantes, el calzón rojo que le regaló el gerente comercial del canal que es su monta y amante. Carajo, qué rico es hacer mañoserías con hembritas así. O por último, basta verla opinando acerca de fútbol en "El Angel del Deporte", cancheraza y duraza, con sus ojos chinitos y labios hinchaditos, los mismos que se empeñan en forzar una sonrisita de noica jodida, mueca que nos revela no a cualquier furcia miraflorina que se mete su santa coca todos los fines de semana, sino a una coquera de ligas mayores, una pichanguera de alto vuelo que lava los trapos sucios en casa y que muestra su mejor lado frente a la cámara. Porque eso, señores, es lo único que importa en televisión: aparentar y engañar, o al menos cojudear lo suficiente como para que nadie se entere por dónde van los tiros (y hago hincapié en lo de tiros). Es justo aquí donde traigo a colación el espinoso asunto de Canal 11 y todo lo expuesto en el tan vilipendiado post anterior. El que la Francesconi trabaje en un antro de lujuria y perdición no es un hecho circunstancial, y para demostrar mi punto solo me queda alcanzarles uno de los rumores más clásicos y tradicionales del ambiente farandulero nacional, el cual dice que en los baños de RBC la coca nunca ha corrido por gramos, sino más bien por kilos: Alfredito González (pichanguero veterano), la piernona Lucecita Ceballos (colombiana), la desnudista Mónica Cabrejos (cuatro rinoplastías por perforación de tabique), Angel Pinganoza (adalid de la televisión "blanca"), 'Winnie Puh' & 'Manotas' (coqueros y homosexuales), la consumida Delly Madrid (maltratada duro y parejo, ya la botaron del canal), Elejalder Godos (siempre anda 'negro'), la ex rea Malú Costa (ampayada con un ojete de coca y pepas), el huevón de Joselito (ahora se parcha con Carlota), el ladrón de Belmont (y sus sospechosas pastillas para 'levantar' la moral), la misma Clelia (no hace falta decir más, esa carita no miente) y hasta el dulce Bebé Sinclair, que aparece de cuando en vez haciendo unas muecas bien pendejas, porque ante la imposibilidad motriz de otras diversiones más sanas como el fulbito, el playstation o la paja, buena es la pichanga, no por nada se le ve siempre bailando eléctrico sobre su sillita, sudando como cerdo en celo y metiéndole al negro Elejalder la misma lora brava de todos los días: de porqué el fútbol peruano es una mierda, de los añorados días en que la mamá de Manuel Burga era puta y de que ya van 27 años que no clasificamos a un Mundial. Ahora sí, gracias Perú.


La mafia en pleno: Clelia, Pinganoza, Baby Sinclair, Belmont y Godos
- La Nueva Banda del Choclito -

Y ya que hablamos de personajes indeseables relacionados al mundo del fútbol, vale la pena recordar una historia que en su momento fue malinterpretada por el público televidente. Con el pretexto de afianzar vínculos entre las principales figuras del canal con un 'almuerzo de confraternidad', el polémico Alfredito González organizó una comilona por canje en la siempre concurrida cevichería D'PuntaMares, vendiendo tarjetas como si se tratara de una pollada a un precio de 50 soles la unidad (qué otra cosa se puede esperar, el marrano es ratero conocido y si no mete cabeza no duerme tranquilo). El caso es que llegado el día del banquete, y tal como era de esperar, el gordo le hizo a Clelia una cerrada marca personal. Aprovechando el pánico y cuidando que los buitres no lo fueran a atrasar, se llevó a la rubia a un costado y le invitó un de tiradito de lenguado. Rato después, la concurrencia los vio partir juntos con rumbo desconocido. Las malas lenguas (Pinganoza y Godos) aseguran que la pareja pidió para llevar y que el tiradito se lo acabaron en el hostal.
Durante aquella célebre transmisión de 'El Angel del Deporte' en la que el chancho González fungió de invitado (programa repetido hasta el cansancio), el ex presidente crema le hizo recordar a Clelia algunos pasajes de acaso tan memorable salida. "Cómo me voy a olvidar... si estuvo muy rico el tiradito, Alfredito". El gordo de mierda soltó una carcajada que remeció el set entero, una especie de gruñido marranezco que devino en el incontrolable movimiento ondeante de ese montón de sebo deforme y contrahecho que es su cuerpo. Pero dudo mucho que entre ambos haya pasado algo siquiera remotamente parecido al cache tal cual lo conocemos, y no precisamente porque Clelia se oponga a aflojar rápido el calzón (y que lo afloja rápido), sino porque, así es estimado lector pajero, como bien has podido adivinar, al gordo González la pinga nunca-se-le-ha-parado (o al menos no en los últimos 15 años), y aunque en la práctica se trate de algo imposible, el día que ese pito se pare, el chancho colapsará y morirá de un infarto. Bien lo dijo el chino Peredo, la vida es como el fútbol, el que puede, puede; y el que no, llora o aplaude. A las pruebas me remito...

Mentiras Verdaderas:
"Ahora estoy mesurado, el peso no me ayuda. Además tengo una lesión en el coxis".

Alfredo González, en confesión inesperada al diario Ajá, da detalles contundentes de su desempeño en el ring de las 4 perillas (21/12/2008)


Place Commercial Here
Burn Energy Drink. Una vez más, y para beneplácito de la siempre exigente lectoría pajera, Clelia Francesconi en bikini. El plus: dupleta con su amiga Adriana que aparece de invitada, aunque no hay media vuelta ni enfoque de tarro. Para la próxima será.


Clelia Francesconi se enciende con Burn



Compensando el video de Burn, Clelia de espaldas y mostrando el tarro
- clic en la imagen para no perder detalle -


Bonus Track
En exclusiva para Crónicas de la Farándula Kitsch (gracias a la gentileza del lector pajero Angel Ganoza, quien días atrás nos informara de la existencia del hermoso material que verán a continuación), tengo el agrado de presentarles el debut de nuestra Clelia Francesconi en el mundo del celuloide (atención pajeros: hablamos de un doble debut, pues Clelia realiza aquí su primer desnudo frontal... se ven tetas). Para todos ustedes, y en calidad de primicia, los únicos avances de la cinta del 2006 "Soledad.com", un thriller tecnológico producido por Jensen Entertainment Productions (mucho gusto) y dirigido por Antonio Landeo Vega (mucho gusto también), quien al parecer es un aplicado alumno de la estilizada escuela Zegarriana. Debido a un conflicto de derechos entre distribuidoras y a una falta de liquidez en la caja chica, "Soledad.com" jamás entrará en exhibición. Una tragedia.

Video
Trailer de Soledad.com - Una película protagonizada por Clelia Francesconi


==================================================


COMUNICADO 002-2009

Tras dos meses de ocurrido el hecho, y en vista de la lamentable confusión hasta ahora generada, he considerado conveniente dar a conocer nuestra posición oficial con respecto al material videográfico que el directorio PuréBlogs presentara con ocasión del evento BlogDay-Perú acontecido el mes de agosto pasado. Me refiero al infame video titulado "Quiero ser un blogstar", específicamente al segmento en donde se hace mención a este blog. No emitiré una opinión personal sobre el resto del video básicamente por consideración a las demás personas que participaron en la realización del mismo, centrándome de manera exclusiva, como ya precisé, en la parte que nos atañe.


La intención difamatoria es más que evidente

A esta gentuza no se le ocurrió mejor idea que mostrar a un gordo de mierda bailando perreo y tocándose el culo frente al encabezado de este antro blogueril (un sujeto al que grabaron convenientemente de espaldas y sin dar la cara), dejando así abierta la posibilidad para que el ocasional espectador pueda suponer que el tipo en cuestión no es otra persona más que el Doctor Monique uniéndose a la celebración y bailando frente a su blog farandulero, con el guiño de dar la espalda para proteger el distintivo anonimato. Aunque suene difícil de creer, todavía hay quienes se preguntan si "es cierto que el pata que aparece en el video del 'blogstar' es...?", y lo menciono porque hasta el día de hoy sigo recibiendo dichas inquietudes, ya sea por twitter, facebook o email. Incluso hace unas semanas ocurrió un pequeño incidente con algunos miembros de la lectoría pajera, quienes me increparon por haberme sometido a semejante humillación, y sobre todo, por haber sido capaz de ridiculizar al blog y a sus fieles lectores. Y es que a pesar de todo lo que he comentado aquí y del tono en general que tienen los posts de este bulín, además del hecho de haber mostrado siempre mi renuencia a asistir (por cuarto año consecutivo) a esa estúpida y ridícula celebración llamada "Blog Day" y, principalmente, de hacer pública (una vez más) mi rotunda negativa a participar en esa mierda de concurso para nerds necesitados de reconocimiento y fama que es el "20 Blogs Peruanos" (donde gana aquel nerd que vota por sí mismo un chuchonal de veces), muchos asiduos se atrevieron a afirmar y a lanzar la acusación de que el gordo impresentable que aparecía de espaldas bailando perreo y tocándose el culo en el video de PuréBlogs era yo. Lo que uno tiene que venir a aguantar a veces.

Ante el prolongado silencio de estos miserables de PuréBlogs, que tiraron la piedra y escondieron la mano (ni siquiera se dignaron a responder las preguntas sobre esta duda en particular que la gente les hacía llegar en el apartado de comentarios de YouTube), tuve que salir yo mismo a dar las explicaciones del caso y negar cualquier relación con el video presentado, aclarando además que el culón que salía allí no se asemejaba ni siquiera en un pelo a mí.

Tendría que ser muy imbécil como para denigrarme de esa manera y prestarme a tan lamentable espectáculo, y tendría que ser muy imbécil también como para faltarle el respeto a la lectoría pajera de este blog, mostrando mi conformidad y beneplácito ante las difamatorias líneas "los bataclaneros pueden estar contentos, siempre las calatas te darán visitas, más si incluyes sexo".

El hecho de que la mafia de PuréBlogs se meta con este blog es algo que se puede permitir y hasta tolerar, ya ha sucedido antes, y la verdad no nos hacemos problemas por ello. Alguna vez el creador de dicho directorio, un tal Gordorracín, confesó textualmente en una entrevista que aquella controvertida modificación realizada en su argollero sistema (la inclusión y ponderación del concepto "autoridad", destinada a favorecer a los amigos blogueros relegados en el ranking) se debía principalmente a su intención de desplazar de los primeros lugares de la lista a los blogs que conseguían visitas publicando temas facilistas como "Britney Spears sin calzón", en clara y directa alusión a "Doctor Monique" y su visitadísimo post titulado "Fotos de Britney Spears sin calzón", uno de los más grandes hits de esta tu casa blogueril y de la blogósfera peruana en general. Lamentables y desatinadas declaraciones que decidí tomarlas como cuando te sucede algo parecido de niño: si la pelota es del gordo huevón, entonces no queda más que dejarlo jugar, incluso si es él quien impone sus arbitrarias reglas. A pesar de la jugada artera y del comentario tan fuera de lugar, el asunto quedaba allí para mí.

Pero el hecho de que PuréBlogs vuelva a la carga y se meta esta vez con la lectoría pajera, denigrando a sus miembros y rebajándolos a la categoría de vulgares "bataclaneros", convirtiendo además a este blog en el hazmerreir de su show, es una tremenda falta de respeto que no voy a tolerar, menos todavía cuando da a entender que el fenotipo del lector pajero es un gordo simplón que se solaza viendo fotos de calatas mientras se toca amaneradamente el cuerpo.

"Siempre las calatas te darán visitas, más si incluyes sexo". Según el obtuso criterio de la gente de PuréBlogs, lo que se ofrece en "Doctor Monique" es solo calatas y sexo, mas no texto, razón por la que justifican nuestro gran volumen de visitas (un promedio de 14,000 al día), cantidad que, según ellos, se debe gracias a la enorme legión de arrechos que entran en mancha únicamente a pajearse.
Si eso es lo que creen, entonces los reto, ignorantes pelafustanes dueños de PuréBlogs, a que me muestren por lo menos 5 imágenes de desnudos parciales que yo haya publicado en los casi 4 años de vida de este blog. No solo eso, también los reto, mediocres blogueros que manejan PuréBlogs, a que intenten siquiera acercarse al depurado y brillante estilo de escritura de muchos de los clásicos comentaristas de este blog (y que tanto subestiman), como el que ostentan Viejo Cachero, Los Tumis, El Aprendiz, Imberbe Muchacho, Jocho, Pajeronimus, Vladimiro, Chongastic, Lord Lazz H, Diego, Napo, Shesho, Knarf, Biyu, entre otros, o como el estilo de los más recientes, caso Voltaire, Pateador, Chonguito, House, Hoshino, Bukowski o Angel Ganoza.

De ninguna manera voy a permitir que pobres diablos como Gordorracín y compañía vengan a hacer pública burla de nosotros y a menospreciar a la gente que participa activamente de este blog.

Un último mensaje a los dueños del tan venido a menos directorio PuréBlogs: que me la mamen y me la sigan mamando.

Atte.

El Doctor Monique



Leer mas...