Doctor Monique

Crónicas de la farándula kitsch
 
Ambar... En su habitual recorrido por la ciudad, nuestra combi se detiene ante la luz roja de un semáforo ubicado en una de las sucias esquinas de la céntrica Av. Abancay. En el kiosko de al lado, un hombre de mediana edad ojea los titulares del día. Tiene sobrepeso y bigote. Estrena lentes oscuros de imitación. Su camisa blanca, recién planchada, no solo revela un abultado vientre, sino también algunos pequeños remiendos por entre las costuras. Viste un pantalón beige que probablemente cerró con no poco esfuerzo. Muerde un mondadientes, el mismo que sostiene obsesivamente con unos rechonchos deditos enfundados en toscos anillos de metal. Se divierte "cireando" a las empleadas domésticas que han salido a hacer sus compras de última hora. Ninguna le hace caso. Antes que la luz del semáforo cambie a verde, el tipo sube a la combi abriéndose paso a empellones. Algunas señoras le recriminan su prepotencia. Apesta a colonia barata. Se ubica en el último asiento del vehículo, a la vez que lanza un vulgar suspiro. Sonríe, o al menos eso parece. Saca un diario chicha del bolsillo trasero y lo abre en la página central. Los estrafalarios artículos impresos en fondos multicolores iluminan su rostro. No lee los textos, en lugar de eso se deleita viendo inmensos culos de vedettes. Tal vez leerá después, si es que hay ganas. Este blog está pensado precisamente para gente como él... (aunque nunca se sabe, puede que te guste a ti también).
 
 

American Idol: El caso Sanjaya Malakar

... el (d)efecto Sanjaya




Sanjaya Malakar - Bathwater (original de No Doubt)

Sanjaya MalakarHasta que por fin fue eliminado del American Idol el participante más polémico de esta 6ta. temporada: Sanjaya Malakar. A la producción del programa pudo haberle costado muy cara la apresurada decisión de los jueces de incluir dentro de los 24 finalistas a un pelucón amanerado de cuestionable talento para el canto. Como ya es costumbre, a partir de la elección de los 24 competidores la suerte de los participantes la decide el público. Dicen que la voz del pueblo es la voz de Dios, y en ese sentido no hubieron términos medios para con Sanjaya. Luego de varias eliminaciones polémicas y sin sentido, la audiencia se había dividido en dos bandos muy bien definidos en torno al delicadito: por un lado, los que lo proclamaban como el futuro ganador del reality, y por el otro, los que a toda costa pedían su cabeza; dentro de ambos grupos se encontraban algunos radicales, los que sufrían ataques de histeria cada vez que veían a su ídolo ya sea en vivo o a través de las pantallas (tal como sucediera por estos lares con RBD, Menudo o Servando y Florentino), y los que indignados por las injusticias cometidas lo odiaban a muerte, llegando al extremo de autoflagelarse ante cámaras. Ningún participante había generado tal grado de reacción y polarización entre la gente. Muchos, los malintencionados, se unieron en una campaña intensiva en favor del desafinado Sanjaya Malakar con el objetivo de boicotear el programa: tirarse abajo la reputación de fábrica de popstars de la franquicia apostando por el tipo que no sabe cantar. El conocido locutor radial Howard Stern lanzó una campaña entre sus oyentes para votar a favor de Sanjaya con el oscuro propósito de desprestigiar la producción del reality. Mientras tanto, los detractores de Malakar, los verdaderos fanáticos del American Idol, auguraban la decadencia y la posterior cancelación del show debido al papelón. Para alegría de todos, Simon Cowell había declarado hace unos días que en caso que Sanjaya Malakar ganara la final del programa, renunciaría como juez y jamás volvería a dar la cara. Incluso hubieron muchos fans del American Idol que a manera de protesta iniciaron una huelga de hambre hasta que Sanjaya quedara eliminado de la competición. Y es que, ante el asombro de propios y extraños, se hizo común que concursantes de enorme talento vocal se vieran de vuelta en casa antes de tiempo, derrotados por un imbatible andrógino desafinado. Fue allí que se habló del efecto Sanjaya Malakar, el sucesor del tristemente célebre William Hung. Los programas de espectáculos no tardaron en burlarse de la incómoda situación. El tema ha sido la comidilla de los medios norteamericanos durante el último mes, aunque por estos días fue en parte dejado de lado a causa de la matanza del Virginia Tech a manos del estudiante coreano Cho Seung-Hui. Luego de varias semanas consecutivas de demoledoras críticas a sus pésimas actuaciones sobre el escenario, llegó un momento en que el jurado, confomado por Randy Jackson, Paula Abdul y Simon Cowell, decidió no hablar más de la pobre performance de Sanjaya por miedo a generar la solidaridad del respetable y acrecentar involuntariamente su cada vez mayor popularidad. Cundió el pánico entre los ejecutivos durante las últimas 6 semanas. De ganar Sanjaya serían el hazmerreir. El American Idol tambaleaba por primera vez. Hasta el más incrédulo pensó lo peor. Ahora podrán respirar tranquilos. Sanjaya is gone.
Lo mejor de todo es que dentro de 6 semanas nadie recordará esto.

Enlaces recomendados
La siguiente es una pequeña muestra del alboroto causado:
- http://www.sanjayatheapocalypse.com
- http://www.sanjaya-idol.com
- http://www.ifsanjayawins.com


Parodia de The Reaping (Prueba de Fe), con Hilary Swank y Sanjaya.
Según los gringos, el Apocalipsis a la vuelta de la esquina.

american idol american+idol sanjaya malakar sanjaya+malakar



9 comentarios

  • Vlad Rodriguez  
    19 de abril de 2007, 21:08

    Como esta dr. Monique, aqui pasando a saludar por su prestigioso blog, y respecto a tu post, bueno q puedo decir...cosas de gringos.....no?..saludos

  • Anónimo  
    25 de abril de 2007, 11:58

    dr monique porque escribes tanta mariconada? queremos ver vedetes, yo quiero ver mas potos a quien chucha le importa harry poter y american idol huevon

  • Raulín Raulón...  
    26 de abril de 2007, 01:03

    jajajajajaja, ese huevon se parece a Ronaldinho pero lacio.

    Guarda, fuchi,fuchi, contra, contra, que negro lacio trae mala suerte.

  • Anónimo  
    1 de mayo de 2007, 23:32

    que pedazo de animal que eres... piensa un poco, como se te ocurre lo del Hung con Sanjaya!!!, tal vez no tenga una buena voz, pero compararlo asi es una burla. piensa

  • evan  
    4 de junio de 2007, 14:21

    sanjaya is my papaya

  • Anónimo  
    8 de junio de 2007, 14:25

    AMIGO ESTA BIEN LO QUE DICES PERO NO SE ESCRIBE HUBIERON SE ESCRIBE Y SE DICE HUBO YA SEA PARA SINGULAR O PLURAL AYUDA AL A CULTURA YA QUE MUCHOS HAN LEIDO TU BLOG PON TU GRANO DE ARENA Y CUIDADO CON LO QUE ESCRIBES CUATE SE TE SALUDA BYE

  • el Doctor Monique  
    8 de junio de 2007, 18:55

    Te diré, anónimo, que el empleo de "hubieron" se encuentra bastante extendido en el Perú, país en donde vivo. El término es usado normalmente en el habla cotidiana y a todo nivel, incluso en medios de información tales como radio, prensa escrita (http://lapenalinguistica.blogspot.com/2006/09/haban-hubieron-hayn.html) y televisión. Pero claro, esa no es excusa. A raíz de tu comentario me enteré que "hubieron" es un error gramatical, lo mismo que "habían", y que los términos correctos son respectivamente "hubo" y "había" tanto para singular como para plural.

    Gracias por tu aclaración.

  • el Doctor Monique  
    8 de junio de 2007, 19:10

    Vlad: un abrazo hermano, siempre me doy una vuelta por tu blog para apreciar tu excelente y peruanísimo arte.

  • Anónimo  
    6 de febrero de 2012, 13:27

    chupenme la verga par de huevones de mierda la re-pa-rim-pam-puta que los pario y la reconchadetumadre a ese wevon de mierda q se cree culto hijo de mil putas malparido cagada de mierda ami me van a decir que chucha escribir}
    atte. saludos..
    "mas peruano que nunca"


Escribe lo que quieras...

Publicar un comentario